Saltar al contenido

La verdad sobre las bolsitas de té: ¿Debes usarlas o no?

bolsas te

Las bolsitas de té son a menudo el patito feo del mundo del té. Hablamos mucho de ellas y siempre aconsejamos evitarlas y optar por tés de hojas sueltas. Eso no significa que no tengan su espacio en el mundo del té.
Las bolsas de té son convenientes. Son la forma más sencilla y rápida de preparar té. A menudo son preferidas por aquellos que se inician en el mundo del té y del mismo modo son despreciadas por expertos y aficionados al té debido a su menor calidad comparadas con tés de hojas sueltas.

Hay un gran debate en torno a las bolsas de té y si son una buena opción para consumir esta bebida. Aquí, te mostraremos la verdad sobre las bolsas de té y cómo puedes utilizarlas en tu beneficio.

¿Qué son las bolsitas de té?

Las bolsas de té suelen ser bolsas pequeñas y porosas que contienen hojas secas, flores o hierbas. Se infusionan en agua caliente o hirviendo para preparar el té.  Estas bolsas pueden sellarse y llenarse con hojas de té o pueden estar abiertas y vacías permitiendo así que el bebedor de té lo llene con té de hoja entera. Muchas bolsas de té tienen una cuerda para facilitar su extracción del recipiente de elaboración del té, sin embargo, esto no siempre es así. En general, las bolsas de té con una cordel también llevan el nombre de su productor o el tipo de té en un pequeño trozo de papel en el extremo opuesto de la cuerda de la propia bolsa de té.

Las bolsas de té están disponibles para una amplia variedad de tés, incluyendo tés auténticos e infusiones de hierbas. Los tés auténticos son tés hechos de las hojas de la planta de Camellia sinensis e incluyen té blanco, té verde, té oolong, té pu-erh y té negro. Los tés de hierbas están hechos de otras plantas como los ya conocidos té de jengibre, té de manzana y té de manzanilla.

Otras mezclas de té populares, como el té English Breakfast, el té verde melocotón y el té masala chai, así como los tés con sabor como Earl Grey, también están disponibles en forma de bolsa de té.

Las bolsas de té están hechas en su mayoría de papel de filtro. Ocasionalmente están hechas de seda, aunque se considera que la seda no permite que el té desarrolle todo su sabor. En Asia, el término bolsa de té a menudo se refiere al envoltorio de papel o sobres que contienen hojas de té sueltas. Las hojas de té se sacan del envase y se remojan como té de hojas sueltas.

Las bolsas de té funcionan esencialmente como un infusor de té simplificado. A menudo incluyen un hilo o cordel que permite una extracción fácil y una etiqueta pequeña con instrucciones de elaboración. La mayoría están hechos de fibra de papel y otros materiales biodegradables.

bolsitas de te

Historia de las bolsitas de té

Las bolsas de té se han utilizado durante siglos en la industria del té. Las bolsas se comenzaron a utilizar en el siglo VIII bajo el gobierno de la dinastía Tang. Las primeras bolsas de té estaban hechas de papel doblado y cosido a mano en bolsas cuadradas. El papel fue utilizado para preservar el sabor y el aroma del té.

En el hemisferio occidental, las bolsas de té se utilizaron por primera vez a principios del siglo XX. Dos mujeres, Roberta C. Lawson y Mary Molaren, presentaron la primera patente de un «portador de hojas de té». Usaron tela de malla cosida para permitir que las hojas de té se expandieran e infundieran el sabor al mismo tiempo que hacían más conveniente la preparación del té.
Otro de los primeros fabricantes de estas bolsas de té fue conocido como Thomas Sullivan. Inicialmente usó seda antes de cambiar a gasa, y descubrió que así conseguía infusionar las hojas de té de manera más eficiente.

La primera empresa en fabricar bolsas de té con maquinaria fue la compañía de té Teekanne en Alemania en 1929. En 1930, William Hermanson patentó la bolsa de té de papel termosellada. No fue hasta 1944 que se inventó la bolsa de té rectangular. Hasta este punto, todas las bolsas de té eran bolsas pequeñas y sin forma. En 1953, la compañía británica de té Tetley comenzó a producir bolsas de té en masa.

En los tiempos modernos, las bolsas de té están disponibles en forma rectangular pequeña y en sobres y sacos más grandes. Las bolsas de té circulares están disponibles sin hilos para ayudar a limitar el desperdicio. Los tés también se venden comúnmente en latas de té y bolsas grandes, similares a las bolsas de café.

bolsitas te

Beneficios de las bolsitas de té

Comodidad

El principal beneficio de las bolsas de té es que añaden comodidad. Es fácil colocar una bolsa de té en una taza de agua caliente o en una taza para llevar. No hay necesidad de jugar con las herramientas de té o tener que lavar platos adicionales. La práctica cuerda facilita la limpieza, ya que simplemente puedes tirar la bolsita de té a la basura una vez finalizado el proceso.

Adiós al desorden

Otro beneficio de las bolsas de té es que no hay desorden. Simplemente quitas la bolsa y listo, una taza de té perfecta sin desordenar tu cocina. Si ha usado té de hojas sueltas anteriormente, sabrás que necesita un infusor de té o un colador para eliminar las hojas sueltas. Eso significa que tendrás que lavar y limpiar estos utensilios al finalizar el proceso. Las bolsas de té simplifican el proceso de elaboración de té.

Perfecto para té helado

Las bolsas de té son particularmente adecuadas para hacer té helado. Preparar té helado puede llevar su tiempo, especialmente si quieres añadir fruta fresca u otros ingredientes. Preparar con bolsitas de té hace que el proceso sea más sencillo y rápido, de manera que puedes hacer mucha más cantidad en menos tiempo.

Bolsitas de té

Inconvenientes de las bolsas de té

No contienen todos los compuestos saludables

A diferencia de los tés de hojas enteras, las bolsas de té generalmente contienen hojas rotas, polvo y desperdicios creados durante el método de producción de CTC Crush-Tear-Curl (triturado, despedazado y enrollado). Las hojas se colocan en grandes máquinas de laminación que dividen las hojas enteras en trozos más pequeños que caben en las bolsas de té.

Desafortunadamente, eso significa que las bolsas de té pueden no contener toda la hoja de té. Por lo tanto, no contienen todos los compuestos saludables como la l-teanina y los antioxidantes que ayudan a desintoxicar y mejorar la salud general.

No liberan totalmente el sabor

El problema con las bolsas de té es que muchas de ellas son demasiado pequeñas y, posteriormente, comprimen las hojas de té. Las hojas de té liberan el sabor al expandirse en agua. Cuando las hojas están comprimidas, no liberan completamente el sabor. Eso significa que las bolsas de té a menudo hacen té que no sabe bien o que tiene menos sabor.

bolsitas te

Sacar el máximo provecho de las bolsitas de té

El hecho de que las bolsas de té tengan algunos inconvenientes no significa que no pueda utilizarse. Beber té tiene que ver con disfrutar. Si tienes prisa y necesitas usar una bolsa de té, adelante. Solo asegúrate de seguir estas pautas para seleccionar las mejores bolsas de té que conservan el máximo sabor y aroma.

Sobres grandes, sueltos

Dado que las bolsitas de té pequeñas tienen un sabor inferior, el uso de sobres grandes ayuda a minimizar este inconveniente. Los sobres sueltos aseguran que las hojas tengan mucho espacio para expandirse y liberar el sabor. Las bolsas de té en forma de pirámide son particularmente útiles ya que las hojas de té pueden flotar tanto de lado como verticalmente.

Construcción de calidad

Busca bolsas de té sin blanquear para evitar la alteración de sabores de los productos químicos. Las bolsas de té que están selladas térmicamente son mejores que las que tienen grapas metálicas, ya que el metal puede afectar el sabor. Si está buscando reducir el desperdicio, opta por bolsas de té que no contengan exceso de envoltura o cordeles y etiquetas.

Hojas de alta calidad

Ya sea que elijas bolsas de té negro, bolsas de té verde o incluso té verde matcha en polvo, la calidad de las hojas marca la diferencia en la elaboración del té. Esto es cierto si tienes pensado hacer una taza de té con hojas sueltas o bolsas de té. También puedes comprar té que está certificado como comercio justo para garantizar que se establezcan condiciones de trabajo y crecimiento saludables.

Siempre compra té de una empresa de renombre para garantizar el mejor sabor. La compañía de té debe enumerar de manera prominente de dónde proviene el té y cómo se cultivó. Los tés cultivados en Filipinas tendrán un sabor diferente al de China o África. Esto se debe al terroir: la idea de que el clima, la composición de la tierra y otros factores ambientales afectan el sabor y el aroma.

Veredicto de las bolsitas de té

Las bolsas de té son convenientes y minimizan el desorden típicamente asociado con los métodos tradicionales de preparación de infusiones. Si bien recomendamos el uso de té de hojas sueltas siempre que sea posible, puedes usar bolsas de té en caso de necesidad.

Las bolsas de té son excelentes cuando tienes prisa y simplemente no tienes tiempo para limpiar y ordenar. Asegúrate de seleccionar bolsas de té que sean lo suficientemente grandes como para permitir que las hojas se expandan completamente y liberen el sabor. Opta por bolsas de té que contengan hojas enteras para obtener un mejor sabor y beneficios para la salud.

Cuando se llega a esto, el té más saludable es el té que tomas. No te saltes una taza caliente solo por no querer sacar las herramientas del té. Simplemente coloca una bolsita de té grande y de calidad y disfruta de esa taza.